fbpx

Yoga y el reflujo gástrico

Yoga y el reflujo gástrico

Si alguna vez has sufrido un ataque de reflujo ácido, ya eres consciente de lo horrible que es sentir ese dolor abrasador del ácido que sube por el esófago y llega a tu boca. La sensación de ardor en el pecho, las náuseas y un sabor ácido hacen que busquemos soluciones rápidas, como pastillas que palian los síntomas pero no la causa. La acidez crea inquietud y una sensación de ardor extremo, donde incluso el agua no puede venir a tu rescate. Pero la buena noticia es que el yoga puede ayudarte a lidiar con eso. Hoy en este artículo quiero compartir contigo las posturas de Yoga que te ayudarán a aliviar el reflujo gástrico, y aquellas que debes de evitar.

Recuerda siempre acudir a tu médico para asegurar que los ejercicios son los corretos para tu patología en particular y ayudate con una dieta equilibrada, evitando los alimentos picantes, muy dulces o muy grasos y el tabaco. 

Entonces, ¿qué sucede exactamente cuando aparece la acidez? Sigue leyendo para saber.


¿Qué es el reflujo ácido?

La acidez también se conoce como enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). En esta condición, el ácido en el estómago entra al esófago. Esto sucede cuando hay un mal funcionamiento en la válvula que separa el estómago del esófago. En los casos más extremos puede darse como síntoma de una hernia de hiato, que puede aparecer tras un embarazo, por obesidad o una falta de tono en la musculatura profunda del abdomen. El resultado: sentirás una sensación de ardor en el pecho y la garganta. La acidez a menudo se desencadena por alimentos ricos en grasas. Los alimentos cítricos, el chocolate, las especias, la cafeína y el alcohol también causan reflujo ácido. Esta sensación es extremadamente incómoda y puede dar noches de insomnio a algunos.

 

 

 

¿Cómo ayuda Yoga?

La práctica regular de yoga fortalece el sistema digestivo y asegura el funcionamiento adecuado de todos los órganos. También mejora la circulación de la sangre en el área, lo que significa oxígeno fresco y una mejor absorción de nutrientes.

El yoga es una práctica antigua que produce una sensación de equilibrio y ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, mientras que al mismo tiempo alivia la tensión y el estrés. Algunas posturas de yoga hacen un trabajo fabuloso de masajear suavemente los órganos abdominales para estimular el sistema digestivo y también mejorar el flujo sanguíneo. Practicar regularmente estas posturas de yoga fortalece el sistema digestivo y la circulación sanguínea mejorada aumenta el suministro de oxígeno y una mejor absorción de nutrientes. El yoga, junto con una dieta saludable y modificaciones en el estilo de vida, es eficaz para mantener el reflujo gástrico a raya.

 

Los estudios demuestran la eficacia del yoga como tratamiento de reflujo ácido

Los estudios han demostrado que los pacientes con reflujo ácido identifican el estrés como un importante contribuyente a sus síntomas de reflujo. (consulta 9 posturas para aliviar el estrés)Según un estudio publicado en International Journal of Yoga, practicar yoga, cuando se combina con medicamentos para el reflujo ácido, es útil para controlar y / o aliviar los síntomas relacionados con enfermedades digestivas, como el reflujo ácido. El estudio exploró la relación entre el yoga y el estrés y descubrió que el yoga funciona de maravilla porque puede ayudar a reducir la respuesta al estrés del cuerpo. Los cambios fisiológicos en esta respuesta de relajación incluyen disminución simultánea de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la frecuencia respiratoria. Todos estos cambios son signos de estrés fisiológico reducido.

 

Contraindicaciones

Se acuerdo con la maestra de yoga y colaboradora del Yoga Journal Barbara Kaplan Herring, ciertas posturas nos pueden ayudar a aliviar los síntomas del reflujo gástrico mientras que otras lo pueden acentuar. Es por ello, según Kaplan, que debemos de tener cuidado con las posturas invertidas completas como sarvangasana (la vela) o sirsasana (postura sobre la cabeza) que pueden provocar sensaciones de vómitos y dolores de cabeza. Las posturas de flexión que comprimen la región abdominal, como paschimottanasana, si bien son beneficiosas para estimular los órganos digestivos, los individuos que sufren de esta enfermedad deben de evitarlas. Por último, no se recomienda una práctica físicamente extenuante que puede acrecentar los síntomas de ardor y presión en la boca del estómago. A parte de evitar estas posturas, recuerda:

  • No acostarte justo después de cenar
  • Evitar usar ropa apretada en la zona abdominal
  • Evitar comer en exceso y/o muy rápido
  • Evitar el sobrepeso

7 Poses de yoga para el reflujo ácido

El yoga alivia los síntomas del estrés y ciertas posturas son especialmente útiles para el reflujo ácido. El yoga para el reflujo ácido se enfoca en aliviar la tensión en el cuello, la columna vertebral y descomprimir el abdomen y relajar el diafragma. Estas posturas suaves trabajan en los músculos del abdomen para aumentar el flujo sanguíneo y ayudar en la digestión. Las posturas de yoga que benefician a las personas con diagnóstico de una hernia de hiato o problemas de digestión son los relacionados con Manipura, el tercer chakra.

Las formas de Pranayama (una práctica para controlar la respiración) también pueden aliviar los síntomas más graves. Para acceder a clases particular o grupales de Yoga y Pranayamas en Madrid contacta con nosotros.

  1. Marjariasana – Postura del gato

  2. Tadasana – Postura de la Montaña
  3. Virabhadrasana II – Postura del Guerrero II
  4. Uttita Trikonasan
  5. Postura del Triangulo
  6. Purvottanasa – Postura del Estiramiento Frontal
  7. Ardha Matsyendrasana – Postura de Media Torsión
  8. Supta Badhakonasana – Postura del Zapatero

 


 1. Marjariasana / Bitilasana

  Pose de gato /vaca

Esta asana siempre se realiza en combinación con Bitilasana (pose de la vaca). Trabajan en el núcleo y también benefician a la columna vertebral y el abdomen. Practicar esta asana mejora la circulación sanguínea y masajea los órganos digestivos si se coordina con la inhalación y exhalación. Esto te dará un alivio instantáneo de la acidez.

 



2. Tadasana

Postura de la Montaña

Párate de pie, con los pies juntos. Enfócate en alargar la columna inhala y exhala profundamente hacia el abdomen llevando el ombligo ligeramente hacia arriba. Repira energéticamente visualizando tu abdomen como su fuera un tunel hueco. Esta postura fortalece suavemente tu muscula profunda abdominal y pélvica además de relajar el diafragma y la tensión del cuerpo.



3. Virabhadrasana II

Postura del Guerrero II

 

El Guerrero II es una poderosa pose de yoga para el alivio del reflujo ácido. Fortalece el sistema digestivo y alivia la acidez. También asegura el funcionamiento adecuado de todos los órganos y cura otros problemas relacionados con el estómago.

 


 4. Uttita Trikonasana

Postura del Triángulo Extendido

Esta asana siempre se realiza en combinación con Bitilasana (pose de la vaca). Trabajan en el núcleo y también benefician a la columna vertebral y el abdomen. Practicar esta asana mejora la circulación sanguínea y masajea los órganos digestivos si se coordina con la inhalación y exhalación. Esto te dará un alivio instantáneo de la acidez.

 


 5. Purvottanasana

Postura del Gran estiramiento del Este.

Esta asana siempre se realiza en combinación con Bitilasana (pose de la vaca). Trabajan en el núcleo y también benefician a la columna vertebral y el abdomen. Practicar esta asana mejora la circulación sanguínea y masajea los órganos digestivos si se coordina con la inhalación y exhalación. Esto te dará un alivio instantáneo de la acidez.

 


6. Ardha Matsyendrasana

Postura de la Media Torsión

Beneficio: un giro es la mejor desintoxicación que puede darle a su sistema. Elimina las toxinas y aumenta la circulación sanguínea. Esto, a su vez, oxigena su sistema digestivo y reduce la acidez. En general, todas las posturas de torsión correctamente realizadas indicen directamente en el sistema digestivo ayundando a estimular y desintoxicar nuestros órganos.

 


 7. Supta Bhadakonasana

Postura del Zapatero
Nos ayuda a abrir y relajar la zona del diafragma. A través de la respiración estimula los órganos abdominales como la vejiga, los riñones, los ovarios y las glándulas de la próstata. Alivia los síntomas de estrés y depresión leve, ansiedad, ataques de pánico, síndrome premenstrual y la menopausia.

 

Leave your comment

Login

Contraseña perdida?